Desmontando nueve mitos de la comunicación sindical (revisado Marzo 2017)

En 2013 Alex White escribió un interesante artículo en el que señalaba algunas ideas firmemente asentadas en la comunicación sindical y que necesitan revisarse. Con muy pocos retoques el artículo sigue siendo perfectamente válido cuatro años después. Aunque hemos avanzado en el uso de las tecnologías en el ámbito de la comunicación, siguen quedando asignaturas pendientes. Y no son “marías”

No es muy corriente, desgraciadamente, que un sindicato tenga una estrategia y un plan de comunicación escrito. Una serie de mitos dificultan la concreción de un plan de este tipo necesario para una comunicación eficiente.

Mito 1: Las personas a las que va orientada la comunicación son en gran parte mayores  por lo que la comunicación online no funcionará

La generación que más está creciendo en la adopción de las redes sociales y los smartphones es la del Baby Boom (mayores de 50). Incluso los jubilados se están volcando en las redes sociales. Por otra parte, según señala este artículo la utilización por edades de las redes sociales por esta franja de edad es mayor de lo se pudiera pensar.

Aunque la evolución de otros medios y la gran cantidad de spam puede parecer que limiten su eficacia, no hay que olvidar el correo electrónico (la segmentación, las listas, medición aperturas, clics, etc.) y la página web (como repositorio de contenidos, asistencia a los usuarios, actividad del sindicato, imagen de marca…).

Mito 2: Una web compatible con dispositivos móviles no es necesaria para un sindicato 

Acceso a internet por dispositivos

Imagen de Hipertextual.com

La comunicación y las campañas a través de dispositivos móviles están creciendo. Si el sindicato no tiene, de ahora en adelante, una web adaptable, o específica, para móviles, estará limitando seriamente el alcance y éxito de sus campañas. La forma en que las personas consultan los medios está cambiando definitivamente hacia la movilidad. El diseño adaptable (responsive) es imprescindible en cualquier web sindical. En el caso de CCOO Servicios el acceso desde dispositivos móviles está en algo más del 40% según Google Analytics.

Mito 3: La comunicación por correo electrónico ya no es efectiva.

Centrarse en las redes sociales puede hacernos olvidar que el correo electrónico sigue siendo una manera eficiente de comunicación de masas. Permite segmentar y comprobar la efectividad de tus llamadas a la acción. (Número de aperturas, Test A/B). No lo demos todavía por muerto.

Mito 4: Tenemos un logo y, por tanto, el sindicato ya tiene una marca

El logo es una parte de la marca, pero no toda. Los sindicatos deberían cuidar más su marca. La marca es también una promesa; una promesa de lo que tu sindicato puede hacer por su afiliación y los trabajadores y trabajadoras en general: comunicar sus principales valores, la actividad del sindicato, solución de problemas, cercanía y contacto directo…

Mito 5: Podemos desarrollar una web barata

La web es más importante de lo que parece. Además de ser el centro de las comunicaciones online y de las campañas, la web puede ser el primer lugar al que acude una persona potencialmente afiliada en busca de información sobre su trabajo, sus problemas laborales o sobre una campaña. En ese sentido una web debe permitir el desarrollo de microsites específicos para temas concretos, una buena orientación a buscadores, la posibilidad de llevar a cabo test A/B y la creación de páginas de aterrizaje para las campañas. También espacio para las diferentes organizaciones del sindicato hasta el nivel de empresa, donde el sindicato está más cercano a los trabajadores y trabajadoras que perciben su labor que repercute positivamente en la imagen de la organización.

Mito 6: Deberíamos obtener resultados inmediatos

La buena comunicación no produce resultados inmediatos. La conciencia, la implicación  y el crecimiento afiliativo requieren su tiempo. Mucha gente consume los mensajes de manera impresionista (escanea más que leer), de ahí que la consistencia, la repetición y el contacto sostenido sean importantes para un buen mensaje. Cuesta tiempo concitar interés, confianza y credibilidad.

Mito 7: Los mensajes deben cambiarse con frecuencia, de otra forma la afiliación puede aburrirse. 

Todos los estudios muestran que la consistencia y la repetición son esenciales, meses y años mejor que semanas y meses. Cambiar constantemente un eslogan o mensaje de campaña, porque pueda aburrir, es despilfarrar la inversión realizada.

Mito 8: La comunicación está separada de la acción sindical y la afiliación

Una comunicación efectiva debe siempre apoyar la acción sindical y el consiguiente esfuerzo afiliativo. Los miembros del equipo de comunicación deberían estar coordinados con el equipo de acción sindical y afiliación: reuniones, videoconferencias, herramientas de trabajo colaborativo…

Mito 9: La comunicación digital es diferente de la comunicación tradicional 

El declive de los medios tradicionales es el desafío mayor que tienen los medios tanto en papel como radio o TV. Cada vez más gente cambia sus hábitos de consumo de los medios hacia lo digital. El mismo contenido debe ser comunicado a través de los diferentes canales, respetando sus diferentes lenguajes. La comunicación digital debería estar integrada con la tradicional.

Por otro lado en la comunicación digital, la imagen es extraordinariamente importante: fotografías, memes, infografías y vídeos funcionan mejor.

La comunicación pretende aumentar la implicación (engagement) incrementando la conciencia entre la audiencia a través de mensajes consistentes repetidos de manera constante. La comunicación eficiente requiere inversión en tiempo, recursos, creatividad y energía. La comunicación digital está ocupando el puesto de la tradicional: folletos, carteles, cartas y los grandes medios de comunicación

¿Qué piensas? ¿He olvidado algún mito? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *