Un futuro y una economía digitales justos para los trabajadores europeos de servicios

Un futuro y una economía digitales justos para los trabajadores europeos de serviciosEl Secretario Regional de UNI Europa, Oliver Roethig, interviene en un acto de alto nivel sobre la digitalización, el “Día Digital“, organizado por la Comisión Europea y la República Italiana, en colaboración con la Presidencia maltesa de la Unión Europea. El tema central de la sesión será “Transformación digital, empleos y competencias” y los efectos que tendrá la digitalización en los mercados laborales europeos. Aquí está la opinión de UNI Europa sobre cómo la Unión Europea debe abordar los desafíos de la digitalización para hablar de una vida laboral decente en Europa.

La digitalización ofrece una gran cantidad de oportunidades, pero también cambia profundamente el mundo del trabajo no sólo con nuevas tecnologías sino también con nuevas relaciones laborales. UNI Europa, que representa a 7 millones de trabajadores de los sectores de servicios europeos, lucha por un trabajo de calidad en un mundo digitalizado.

¿Por qué?

Debido a que la digitalización golpea duramente a los trabajadores y trabajadoras del sector servicios, y en particular a los de mediana cualificación y salarios, influye en la vida laboral del 70% de la fuerza de trabajo europea que genera el 70% del PIB de Europa.

En primer lugar está la cuestión de la automatización: La OCDE estima que entre el 25 y el 40% de todos los empleos sufrirán la sustitución del 50% de sus tareas por la automatización en los próximos 10-15 años. Aunque no significa que los trabajos individuales desaparezcan, en general implica una reducción de 17%. Las principales pérdidas de puestos de trabajo se producirán en el sector servicios, en particular en el ámbito de cualificación media  y salarios medios  (tareas administrativas, de transporte y logísticas, pero también técnicas, profesionales y gerenciales). Esto aumenta la tendencia hacia un mercado laboral cada vez más polarizado. Mientras que los empleos de baja calidad siguen siendo más numerosos que los puestos de trabajo de alta calidad, la proporción de empleos de calidad media caerá a alrededor del 50%+  de la fuerza de trabajo en 2025.

Aquí es donde entran los sindicatos, para proteger a los trabajadores y trabajadoras y asegurar que tengan acceso a las mejores condiciones de trabajo posibles con un salario digno, normas adecuadas de salud y seguridad y un equilibrio saludable de la vida laboral.

En segundo lugar, la cuestión de las relaciones laborales: La tendencia hacia un mercado de trabajo hiper-móvil y la aparición del trabajo en grupo y de plataformas online aporta flexibilidad y nuevas oportunidades, pero también marca una tendencia a descomponer tareas complejas en rutinas simples y repetitivas, y una tendencia a que los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo se conviertan en competidores, aumentando la presión a la baja sobre los salarios y las relaciones laborales precarias.

Si bien los sindicatos ven también nuevas potencialidades, debemos asegurarnos de que la digitalización y, en particular, la economía de plataformas online no crea un mercado de trabajo de segundo nivel con peores derechos sociales y fundamentales y un empeoramiento significativo de las normas laborales del modelo social europeo existentes.

Si se lleva a cabo de manera correcta y proactiva, la UE estará en mejores condiciones para liderar el camino a nivel mundial, convirtiendo la digitalización en una victoria para todos. Pero para ello debe centrarse en la dimensión social y laboral, para detener el aumento del trabajo precario, garantizar una transición justa para los trabajadores y trabajadoras y asegurarse de que empresarios sin escrúpulos no fuerzan el enfrentamiento de unos contra otros.

Una economía digital justa para los trabajadores y trabajadoras tiene que

  • garantizar unas condiciones de igualdad entre empresas y trabajadores ya sea online o no conectados
  • garantizar los mismos derechos sociales y laborales a todos los trabajadores tanto en el trabajo online y no conectado
  • garantizar la remuneración de los trabajadores y unas condiciones de trabajo dignas y justas
  • Capacitar a todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente de su edad, tipo de aptitud y ubicación geográfica, para hacer frente a los rápidos cambios tecnológicos
  • Garantizar e incrementar el acceso a las competencias y al aprendizaje permanente en los sectores de servicios, con los interlocutores sociales en su centro
  • Animar a los trabajadores y trabajadoras a organizarse en sindicatos y negociar colectivamente, incluso en ámbitos transnacionales.
  • Asegurar que todos contribuyan con la parte que les toca y que los gobiernos tengan los medios para combatir la desigualdad y la precariedad.

El Día Digital, la parte digital de las celebraciones oficiales del 60º aniversario de los Tratados de Roma, se celebra en Roma el 23 de marzo de 2017. El evento está organizado por la Comisión Europea y la República de Italia, en colaboración con la Presidencia maltesa de la Unión Europea y examina los temas que afectan al futuro cercano y a largo plazo de los ciudadanos de la UE.

Únete a la discusión con el hashtag #DigitalskillsEU o descubre más aquí

Ver entrada en la web UNI Global Union (Inglés)

Un comentario

  1. Pingback: Revisión de la Declaración diálogo social Europeo Responsabilidad Social del Sector Financiero (notas para revisión) – Responsabilidad ¡SOCIAL!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *