El Relator Especial de la ONU recuerda a la OIT que debe preservarse el derecho fundamental a la huelga

Nota publicada en Public Services International. El Relator Especial de la ONU sobre el derecho asociación y reunión pacífica, Maina Kai, ha recordado a la OIT que el derecho de huelga está consagrado fundamentalmente en los derechos humanos internacionales y en el derecho del trabajo, y que su protección es necesaria para garantizar unas sociedades justas, estables y democráticas.
Después de la reunión paralela Consejo de Derechos Humanos sobre la libertad de asociación y de reunión pacífica en el lugar de trabajo, que tuvo lugar el lunes 6 de marzo de 2017, el Relator Especial de la ONU dijo, “como la 329ª reunión del Consejo de Administración de la OIT comienza hoy, deseo reiterar la enorme importancia del derecho de huelga en las sociedades democráticas “.
En 2016, el Relator Especial estableció en su informe temático de la Asamblea General de las Naciones Unidas que el derecho de huelga está consignado en el derecho internacional desde hace décadas, en documentos globales y regionales, tales como en el Convenio de la OIT Nº 87, el Pacto Internacional de Derechos Económicos y sociales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Europea de Derechos Humanos y la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Este derecho también está consagrado en las constituciones de al menos 90 países. El derecho de huelga se ha convertido, en efecto, en derecho internacional consuetudinario.
Al reiterar que el derecho de huelga es también un corolario indisociable del derecho fundamental de libertad de asociación, también hizo hincapié en que “el derecho de huelga es crucial para millones de mujeres y hombres en todo el mundo para hacer valer colectivamente sus derechos en el lugar de trabajo, incluyendo el derecho a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, y  a trabajar con dignidad y sin temor a la intimidación y la persecución “.
Además, destacó que “la protección del derecho de huelga no se trata simplemente del cumplimiento por los Estados de sus obligaciones legales. Se trata también de la creación de sociedades democráticas y equitativas que sean sostenibles a largo plazo “.
También deploró los diversos intentos de erosionar el derecho de huelga a nivel nacional y multilateral y dio la bienvenida al papel positivo desempeñado por el Grupo de Gobierno de la OIT en la defensa de derecho de huelga mediante el reconocimiento de que ‘los trabajadores sin la protección de un derecho de huelga, la libertad de asociación, en particular el derecho a organizar actividades con el propósito de promover y proteger sus intereses, no pueden ser plenamente efectivos.’
Por último, instó a “todas las partes interesadas a garantizar que el derecho de huelga se mantenga y se respete en todo el mundo y en todos los ámbitos.”

Leer el comunicado de prensa del Relator Especial

Fuente Public Services International

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *