Hoy por ejemplo…Mercados y objetivos sociales

Hoy (12/08/2008) me invitan desde la Confederación de Empresarios de Andalucía a una conferencia de E.S.Maskin, reciente Nobel de Economía (compartido) (l). El título de la conferencia es «Diseño de mecanismos económicos: cómo alcanzar objetivos sociales». Todo teoría. En el mismo ciclo de conferencias también pude oír a mi admirado Stiglitz (con el que pude intercambiar unas palabras), que recordemos recibió el Nobel en 2001 por su trabajo sobre la teoría de los mercados con información asimétrica (la información privilegiada, vamos…causa de esta burbuja y de esta múltiple crisis que vivimos) (L)
Como reconoce la misma Academia Sueca en el comunicado del premio: «La metáfora clásica de Adam Smith de la mano invisible que gobierna el mercado, en condiciones ideales, asegura una asignación eficiente de recursos escasos. Pero en la práctica ese marco ideal no se da…La competencia no es totalmente libre, los consumidores no están perfectamente informados y la producción privada y el consumo deseables pueden generar costes sociales y beneficios».
La invitación coincide con una comunicación que la Confederación Internacional de Trabajadores (CSI, casi recién creada. Representa nada menos que a 168 millones de trabajadores) emite desde Davos:
«…los gobiernos tienen que efectuar una drástica opción: pueden continuar como hasta ahora, con una economía que funciona como una montaña rusa y donde los trabajadores reciben pocos beneficios en los momentos de auge y pagan la mayor parte de los platos rotos en los momentos malos, o pueden elegir entablar una cooperación mundial coherente y responsable».
«Los gobiernos tienen que comprender que es necesario que haya una reglamentación financiera adecuada y que en este momento las cosas se tienen que hacer bien». Son palabras de John Evans, Secretario General de la Comisión Sindical Consultiva (CSC) ante la OCDE, comisión de la que ya hablaremos.
¿Cual es la respuesta del mundo empresarial?. Un ejemplo, la respuesta del presidente de Citibank en el mismo foro de Davos: ‘Va a tardarse algo de tiempo para que estas cosas tengan su efecto en el sistema. En un juego de nueve entradas creo que estaríamos en la quinta»..
Pues no. Tenemos prisa.  Desde el mundo sindical estamos dispuestos a que el sistema económico (mercados de todo tipo) tenga en cuenta criterios sociales y medioambientales en su manera de operar. Comenzando por los mercados financieros. Desde la Federación insistimos en la transparencia previa necesaria (por fin desde Europa se habla de transparencia). Con Enron se descubrió el pastel y el efecto sobre los mercados fue mayor que el de la caída de las Torres y que la guerra. Ahora estamos de nuevo en crisis, pero al mismo tiempo tenemos otra oportunidad para hacer mejor las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *