Desigualdad y brecha salarial. Especial Informe RSequidad. Introducción y contexto

España, lider en desigualdad (Ver gráfico)

Contra una recuperación low-cost

III Informe sobre las retribuciones del Sector Financiero Español

INTRODUCIÓN Y CONTEXTO 

 

1.1.-  INTRODUCCIÓN

Nueva edición de nuestro informe sobre retribuciones del sector financiero, con los datos del cierre del año 2014 (aunque algunas empresas aun no han publicado sus informes). Es el tercer informe que elaboramos desde el año 2010, y el segundo en el que incluimos una estimación, que sigue siendo novedosa, de la equidad en cada una de las empresas. Hemos mantenido muchas de las descripciones y textos de la edición anterior, actualizado otras, y añadido algunas novedades, tales como más información sobre brecha de género, sobre retribuciones con relevancia prudencial, o sobre cómo están informando las empresas con los indicadores que pretendíamos popularizar en la edición anterior. Nuestra intención es publicar este informe periódicamente, y además extenderlo a todos los sectores de la Federación de Servicios de CCOO

1.2 CONTEXTO

Desigualdad: todas las estadísticas, todas las alarmas. Retribuciones astronómicas frente a pobreza laboral.  Desigualdad, riesgos y Democracia. Más allá de Piketty: una aplicación práctica de sus teorías. Como evitar el fenómeno de la apropiación de la propiedad de la empresa por parte de los gestores. Hacia una evaluación y regulación social del sector financiero. Nuestras propuestas para recuperar la confianza de un sector preocupado por su reputación.

Si no existen datos para un diagnóstico, es difícil solucionar un problema. En este último año, casi a diario, han ido apareciendo informes y estadísticas globales demuestran el aumento alarmante de la desigualdad[1] y cada vez tenemos más información sobre las retribuciones de las cúpulas de las empresas. Se habla de salarios y costes medios pero pocas veces se analiza por tramos de ganancia. Existe un vacío de información sobre otros tramos de retribuciones.

Desigualdad en España, desigualdad en el mundo. Desde el año 2010 España está en los primeros puestos del ranking Europeo de  desigualdad. Eurostat comienza a difundir los datos del año 2014 y ya aparecemos como el peor país del índice (ver gráfico y datos en la página 5). También hace poco la OCDE destacó que nuestro país ha sido en el que más ha aumentado la desigualdad de todo el los países en desarrollo. Son evidentes las consecuencias sociales, pero también las económicas de la desigualdad. Desigualdad que también se da en los sacrificios que se han hecho para intentar salir de la crisis: recortes en los gastos sociales. La desigualdad principal es la consecuencia de tener o no empleo. Pero la desigualdad existe también en las empresas, y cada vez es mayor la brecha salarial. Mayor aun si se tiene en cuenta el la subcontratación y a toda la cadena productiva. Los líderes empresariales (algunos de ellos aparecen en este informe) también tienen una evidente influencia en las políticas relacionadas con la desigualdad, demostrada en sus declaraciones públicas y en la actuación de las asociaciones y fundaciones a los que pertenecen y financian.  


Observamos cierto ‘relativismo’, del que se debería huir,  respecto a las máximas retribuciones  ¿Pueden seguir justificando estas retribuciones con el argumento de que en otros países la situación es aún peor, y que son las que ‘marcan’ los mercados? (Una referencia es la ‘denuncia indignada’ de Cristine Lagarde sobre 25 gestores de fondos que ganan unos 1.000 millones de dólares ¡Cada uno!)

¿Es sostenible el discurso sobre la ‘retención del talento’ para justificar retribuciones o indemnizaciones de hasta 16 millones de euros para una sola persona o salarios medios de más de 600.000 € para un grupo de directivos?

Tener una buena información sobre las retribuciones evitaría el efecto apropiación de la empresa por parte de los gestores. Son demasiado frecuentes los casos de retribuciones de gestores por encima de los intereses de los accionistas, en contra de la sostenibilidad de la propia empresa. Por supuesto, en contra de los intereses de sus trabajadoras y trabajadores.

Pero además existe un efecto mucho más perjudicial. Los intereses para mantener o mejorar el estatus de máximas retribuciones llega a influir sobre la política, regulaciones y reguladores, e incluso en las Instituciones Financieras Internacionales (¿pensaban los tres últimos directores gerentes del FMI en el Bien Común?)

Esta crisis, sistémica, y las recetas para intentar salir de ella, son la prueba. Los mismos campeones de los rankings de retribuciones (algunos, en este informe, aunque el fenómeno se da en todos los sectores) son los impulsores de recetas de austeridad y reformas como la laboral española, o como las que pretenden imponer al países como Grecia, basada en recortes a los más débiles y que, como evidencian los datos, no se aplican ellos mismos. Este informe tiene relación con las teorías de Thomas Piketty sobre la concentración del poder y sobre cómo cuando un grupo importante de agentes comienzan a estar más preocupados por mantener su estatus, más que en la sostenibilidad de sus empresas, de un país, o cuando se asocian entre ellos a nivel internacional, de todo el sistema económico mundial.

Se suceden las reestructuraciones y regulaciones de empleo, y creemos que demasiadas ocasiones se producen despidos antes que reducir las elevadas retribuciones de los tramos superiores. Esto explicaría el efecto sobre la crisis en España: alto desempleo y cada vez más desigualdad. Los datos de este estudio corroboran esta visión. La crisis ha hecho mella en la clase trabajadora en España, que ve recortada sus salarios, mientras otros aumentan sus patrimonios y se benefician de los difíciles momentos económicos

DESCARGA EL INFORME COMPLETO, AQUÍ


[1] Ver los dos anexos digitales, uno con artículos de prensa que iremos actualizando, y el otro con informes ( INE, OCDE, Eurostat, ONU, sindicatos, escuelas de negocios, ámbito académico, ongs y fundaciones privadas…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *