¿Ética cuántica contra los incentivos perversos?

NOTA: Con la mención de J.A.Moreno a este modesto blog, EL DEBATE SE ANIMA: AMPLIAMOS 
Actualizo este pequeño comentario a Mayo de 2019: el ‘caso FG’ (ver más abajo)
No nos cansamos de repetirlo: esta es la  crisis de los incentivos perversos. En el sector financiero y en todos los sectores (insistimos en relacionar los bonus de las cúpulas de Abengoa o Volkswagen, por citar dos casos recientes, con los riesgos irregulares que han llevado a las empresas, a los reguladores y a las partes interesadas a la situación actual). Pero es en el sector financiero, cuyo deber teórico es seleccionar riesgos (más si incluimos al sector seguros) donde se concentran todos los males.
 
Parece que por fin la Autoridad Bancaria Europea (EBA) va a comenzar a trabajar en esta línea (véase artículo en Expansión:  Los cambios que se avecinan en la retribución variable de los empleados de banca) . Tal como proponemos en nuestro  informe de retribuciones (adjuntamos una imagen gráfica resumen de las respuestas recibidas a nuestras propuestas. Desolador), hace falta visualizar, mediante indicadores claros y relevantes, los distintos niveles de desigualdad en las empresas (en todos los sectores. Ver el  caso Tragsa) Esto será mucho más efectivo que los códigos éticos, que ya demostraron su poca utilidad en épocas pasadas (recordemos Enron y su excelente código de conducta). Recomendamos especialmente el último artículo de J.A. Moreno, de Economistas Sin Fronteras,  en El Diario: ¿Hace falta mejorar la ética de los bancos?  (ampliaremos este post). Primera ampliación: ‘Mi reino no es de este mundo‘ (Actualizado):
Actualización Mayo 2019, ya que el artículo-comentario-denuncia era del 2016. Desde entonces han continuando los escándalos ligados a esta crisis de incentivos perversos, que continúa (socialmente, repugnantes) . No puedo dejar de destacar un caso particular. Lo llamaremos ‘Caso FG’. Se trata de un dirigente empresarial -compañero de pupitre de los citados abajo- que se ha jubilado acumulando unas ganancias de más de …¿150 millones de euros? mientras hablaba de austeridad y sobre todo, influía en la legislación (la reforma laboral), y en otros ámbitos políticos (el caso Villarejo) .  Notas:

Lo que dije en 2016: Tengo que decirlo. No salgo de mi asombro, y estoy, muy, muy cansado. No se cómo es posible que no se hable más sobre la retribución de 43 millones de euros de Cesar Alierta el año pasado (oh, sí, gracias, enhorabuena, ha sido para eliminar su blindaje), el compañero y amigo de Aznar, -como Rato, Blesa, Pizarro- y Presidente de Telefónica (también presidió Tabacalera, de donde salió también con otra polémica sobre uso de información privilegiada) o la del presidente del País, Juan Luis Cebrián (13 millones, en 2011), que además acaba de escribir un polémico artículo dirigido a influir sobre el próximo gobierno (El País, que ha sido el periódico de mi vida). Véase Austeridad, ¿qué austeridad? Parece que no existe indignación suficiente en un país que está batiendo todos los índices de desigualdad, pobreza y desempleo. En vez de concretar, parece que se prefiere seguir escribiendo tesis, libros, artículos, polémicas y memes digitales…y seguir fomentando tertulias, confusión (ganancia de pescadores) y la división cainita.

undefined

Nuestro futuro, el de nuestros hijos,el futuro del gobierno de este país (y del mundo) depende de la relación de los partidos políticos con el poder corporativo. Sí, esta tontería de la RSE, a la que todos animan para que abandonemos.
Señor, arregla esto o llévame pronto.
#MarcaEspaña #IBEX35 #RSE #CERSE #RSequidad
 
(Ah, tengo que explicar lo de la ‘Ética cuántica’
Y otro post pendiente Cómo el indicador Coca Cola remató al Consejo Estatal de RSE’ (Salarios, RSE y AENC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *