Corrupción y RSE

Corrupción y Responsabilidad Social de las empresas (RSE).-
(Breve píldora informativa de nuestro info diario, que situamos en el blog para ampliar posteriormente. Si me da tiempo…)
 

En este campo, como en otros, poco se ha hecho, a pesar de que exista un Convenio de la OCDE contra la corrupción, que siempre hemos defendido como instrumento de consenso para poder avanzar, a pesar de su debilidad. También hemos defendido hasta la saciedad que entre los indicadores de RSE (o de sostenibilidad), se incluyan multas, faltas, sanciones, controversias, datos de la inspección y fiscalías… (la inspección de trabajo o de hacienda, por ejemplo). Son aquellos indicadores fundamentales que pedía la boicoteada Ley de Economía Sostenible y debería haber aportado el Consejo Estatal de RSE (CERSE), también paralizado.
 
Pero claro, estos instrumentos de inspección y control deben tener medios, y además, el gran problema aparece cuando estas instituciones, o el mismo Estado, están impregnados por la lacra de la corrupción. Es algo que decíamos en la introducción de nuestra ponencia Congresual (descarga). En España estamos viviendo en estos días un caso más (nos unimos a la denuncia –  ver vídeo Toxo).
 
Así ocurren cosas como el boicoteo al Tribunal Penal Internacional, el freno a la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de energías limpias, la no persecución, con contundencia, de la evasión y elusión fiscal o la confusión sobre los activos tóxicos, burbuja inmobiliaria – financiera y las causas profundas de la crisis que vivimos. El problema ya llega al extremo cuando los principales promotores de la corrupción toman el poder y llegan a derrocar a gobiernos legítimos, aunque estos también tengan sus problemas de corrupción. El caso más claro en estos momentos, Brasil. Artículo recomendado, para repensarSobre la corrupción (Artículo de El Diario y difundido por la revista digital Pasos a la Izquierda) Una última anotación, (por ahora): ¿es el TTIP el instrumento de consolidación de este estado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *