A por otra RSE. Acordes y desacuerdos

¿Una nueva Responsabilidad Social de las Empresas?

(Borrador. Por ahora, cuaderno de notas)

Previo: los elementos de acuerdo son suficientemente potentes para avanzar en una concepción, digamos, adelantada sobre la RSE, que hemos defendido desde hace ya casi dos décadas. Pero los desacuerdos, o advertencias, que podemos resolver mediante un diálogo positivo, pueden empantanar, de nuevo, la posibilidad de utilizar este potente concepto para lograr una globalización justa, una garantía de trabajo decente en todas las cadenas productivas y de inversión (como licencia para operar), una verdadera nueva gobernanza. El Futuro del Trabajo depende esto.

Tenemos la ventaja de poder aprender del pasado, de los múltiples ‘accidentes’ respecto al buen gobierno de las empresas, al increíble número de empresas fallidas con memorias de RSE (memorias financieras/no financieras) incluso premiadas (también por la ISR)…

La ‘nueva RSE’ no puede ser una reedición de la impunidad pasada (y presente)

Más notas, citas:

  • ‘La RSE ha muerto: ahora lo que ‘mola’ son los ODS’s’ . Recordad que también definimos la RSE como la aportación de la empresa al Desarrollo Sostenible. Para nosotros, a efectos prácticos, RSE y Sostenibilidad son sinónimos (ojo a los juegos de palabras y siglas)
  • El problema de la credibilidad (organizaciones y personas progresistas que se niegan, o incluso combaten la idea de la RSE…) (ampliaré esta cuestión, porque esto se está manifestando en diversos grupos de trabajo en los que participo)
  • La nueva RSE está basada en algo que ya logramos (y se está olvidando): en el impacto social real de las empresas y de su ámbito de influencia (definición Consejo Económico y Social Europeo, ISO26000, comunicación UE y Parlamento…). Esto además tiene además un efecto sobre el valor de las empresas y el mismo concepto de ECONOMÍA (Crisis de valor, y de valores. Aclararé)
  • Una nueva RSE basada, también,  en el nivel de cumplimiento de normas (y las normas de la OIT no se cumplen… De nuevo, la descompensación entre OMC y OIT…)
  • Hay de GRITAR con fuerza: LA RSE NO ES ACCIÓN SOCIAL (ni sucedáneos) . Parece mentira…
  • La RSE y el Deber del Estado de Proteger. La RSE de los gobiernos y las administraciones públicas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *