Derechos Humanos, negocios, y debida diligencia

Actualizo este post con dos cuestiones:

  • Nueva acción sobre el Tratado Vinculante sobre Empresas y Derechos Humanos: CCOO nos adherimos a la carta redactada por el Movimiento Global por un Tratado Vinculante, dirigida a los Estados miembros que se van a reunir en el Grupo de Trabajo Intergubernamental de Composición Abierta de Naciones Unidas. Ver nuestro comunicado y la carta (13/06/2018)

Movimiento Global por un Tratado Vinculante

Los procesos y el debate en torno a la cuestión de los Derechos Humanos en el entorno empresarial, están teniendo ya un efecto importante, por la difusión (no se si decir popularización) del concepto de debida diligencia.  Pero no queremos que esto no sea sólo una nueva burbuja dialéctica: necesitamos concreciones (1)

Además, también damos un toque de atención, incluso de alarma, ante la posible utilización de  planes de debida diligencia empresarial como eximentes ante delitos contra los derechos humanos y laborales. Creemos que esto también está ocurriendo con la proliferación de nueva generación de códigos de conducta, que trasladan responsabilidades de las cúpulas empresariales a las trabajadoras y trabajadores de a pie, así como demás de un nuevo y dañino tipo estrés laboral, en el que se intensifican los sistemas de control y vigilancia continua y el tener que elegir entre el cómo vender y cómo cumplir con cierta ética. Un buen negocio para consultoras y bufetes, además. «Tenemos un plan, y además, nos han hecho un seguro: la fiesta continúa». Vender hasta morir – consumir hasta morir – ¿Sostenibilidad? ¿RSE?

Este efecto perverso que pueden tener Leyes de Debida Diligencia interesantes, como la Francesa, y  la dificultad de la elaboración de normas similares, nos reafirma en seguir en nuestra línea de denuncia, mediática e institucional, insistiendo desde las legislaciones e instrumentos que se han construido o se están construyendo, con una tremenda dificultad. Dificultad causada precisamente por la influencia por los actores que se resisten al cambio. Esos nuevos instrumentos, a pesar de su imperfección, incluyen algunos elementos positivos, pero ni mucho menos se han desarrollado. Insistimos pues en la incidencia a través y desde:

  • La Directiva de Información no financiera (link a nuestro historial de incidencia en esta línea). Una primera demostración de debida diligencia es la transparencia, en la propiedad de la empresa y en de la cadena productiva. En lo laboral, fuerza laboral real total y mapa de dicha cadena. Lo pondremos más claro/en evidencia mediante nuestro plan de análisis de memorias.
  • Los dos procesos sobre Empresas y Derechos Humanos: Ruggie (y la denuncia de la ‘baja calidad’ del Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos, e insistir en la línea del Tratado Vinculante (que apoyamos desde CCOO – link al comunicado de noviembre 2017
  • La recomendaciones del  Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de Naciones Unidas. Vale la pena que lo incluya en un post aparte (link) Muy en relación con la falta de desarrollo del Pilar Europeo de Derechos Sociales.
  • La nueva ley Contratación Pública (Incluye una mención a este tema)
  • El desarrollo de las funciones del Consejo Estatal de RSE –CERSE-,  de las obligaciones de la Ley de Economía Sostenible, de las medidas más urgentes comprometidas y consensuadas en el la Estrategia Española RSE …
  • Y… vale, sí, los ODS’s

 

Pero en cualquier caso, es fundamental que se insista en el término DEBIDA DILIGENCIA, en su significado. Porque para algunos:

A saber qué entienden algunos por ‘debida diligencia’ (Panda de golfos apandadores. Lo siento, no me he podido resistir)

 (1) Ver post anterior con cita a la concreción sobre Debida Diligencia: Cadenas de suministro y…¿RSE)


Información relacionada : El Consejo de Europa acusa a España de no poner en marcha sus recomendaciones sobre la prevención de la corrupción (link noticia de Enero 2018). Ver documento también este documento (ref. GRECO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *