La sostenibilidad, en alerta. Gobernar con principios, contra lo socialmente repugnante. COV-19 (1)

Repugnante. Socialmente, Repugnante. El presidente de Portugal, Antonio Costa nos ha recordado una expresión más que necesaria (y como cuenta @UnaiSordo, se quedó corto). Fin de la ‘diplomacia corporativa’. Ninguna solución puede darse sin tener en cuenta la creación y distribución de valor.

‘No habrá empleos en un Planeta Muerto‘. Nunca ha sido tan necesario el lema de la CSI para la lucha contra el cambio climático. Tenemos recursos (*). Tenemos crédito . Saldremos de esta. Primero, la gente.

No hace mucho escribía La Sostenibilidad, en la encrucijada. Sabíamos que cualquier día -aunque no tan pronto- ocurriría un desastre relacionado con la vida del planeta. Estábamos ya en alerta climática, medioambiental, y social, ante el avance de la desigualdad extrema, en ingresos y en derechos .

Ojalá pudiera hacerse un nuevo Decreto-ley de emergencia, con estas cuestiones (Ver La Belleza del buen gobierno. Aute, vive): Páguense impuestos que no están pagando, ya. Pasen la factura de las ganancias indebidas, ya. Congelen, embarguen esas retribuciones repugnantes, ya. Ninguna solución puede darse sin tener en cuenta la creación y distribución de valor.

Si no se hace, probablemente volveremos a la secuencia dantesca que se dio tras la crisis de 2008: , 200.000 millones de deuda – , presión, también, repugnante, de nuevo, de las ¿intocables ? agencias de calificación y las #bigFour vía prima de riesgo – y , recortes sociales, de derechos y de protección social.

No. Esto no. Nunca más (Nunca mais)

Nota: este artículo, de nuevo, está en formato de mejora continua. Las notas entre paréntesis ( ) intentarán ilustrarlo. Las iré completando al final.

Que sus muertes no sean en vano (recordando a las 13 Rosas)

Catástrofe y estado de alarma. Si no es ahora el momento de la Responsabilidad, ¿cuando?

Consolidemos todo lo bueno de lo que estamos viendo cada día: economía de la colaboración. Arrinconemos lo tóxico: la competitividad irresponsable, insensata, anti social, antieconómica, en todos los ámbitos.

Por supuesto, la reconstrucción, si queremos que sea un Renacimiento, debe estar basada del el Desarrollo Humano. Sostenible (IDH versus PIB).

Antes de comenzar, recalco las emergencias, como aportación, impulso, y consolidación a líneas de acción que se están abordando tímidamente (2) :

– Ninguna empresa debe despedir. Menos aún si tiene beneficios (hay empresas que están ganando incluso más que antes (1), o está repartiendo a sus directivos y propietarios retribuciones astronómicas, o como decíamos ante la crisis anterior, socialmente repugnates. No digamos ya ahora.

– Y la otra cuestión urgente, en la que parece hay un gran consenso pero no se termina de poner remedio, es algo que tiene que ver con la salida a la crisis económica y al atolladero europeo (referencia al incidente con Holanda, demostración del desastre y desorden fiscal: Más allá de la tasa google, la tasa tobin o los impuestos especiales, ahora, ya debe obligarse a las empresas a pagar su brecha fiscal (estimamos que pueden suponer 75.000 millones de €): el diferencial entre lo que pagan realmente por el impuesto de sociedades y un tipo mínimo (por ejemplo, un 15% . Sí, podría ser también el tipo que realmente le corresponde). No sé, un Decreto Ley de Emergencia y que salga mañana en el BOE, una orden europea, o mundial, vamos…

Y esto no es sólo por una cuestión de recursos para la protección social: es orden económico. Las ‘guaridas fiscales’ son la base operativa de las empresas fantasma y los fondos buitres. La economía especulativa, todas las corrupciones, los lobbys que sustentan la lex-mercatoria, que desestabilizan a gobiernos e iniciativas progresistas están vinculados a los paraísos fiscales (La solución BEPS recordada por la ministra aquí -Una Fiscalidad para el Siglo XXI- ya decíamos que era demasiado lenta)


Todo esto no es más que aplicar unos principios básicos de Economía (sí, con mayúsculas. Ver *), que si se hubiesen aplicado hace mucho, hubiesen hecho que los beneficios de la tecnología y la globalización llegasen a todo el planeta. Si no es ahora, ¿cuando?

Sí, es repugnante, son socialmente repugnantes (la expresión / denuncia que venimos utilizando hace más de una década en referencia a cómo se estaban distribuyendo los beneficios empresariales) las actitudes tóxicas que no han cesado desde que estalló la crisis del 2008 . Sí, como cuenta @elisabeni: no me callo más.

  • No habrá empleos en un planeta muerto. Primero la salud, luego el empleo. Las personas primero. Ya estábamos en emergencia del cambio climático, y en la lucha contra la desigualdad. Emergencia Ecosocial.
  • Si ya era cierta esta declaración del Parlamento Europeo de 2013, ahora es ya, más que evidente:
  • Seguiremos, siempre, reivindicando responsabilidad social de las empresas. No aceptamos el secuestro corporativo de la expresión.
  • En busca del tiempo perdido…  Era ya una emergencia tener un sistema para valorar el impacto de las empresas en la sociedad, realmente, para comprobar el valor real de las empresas, ya que el sistema actual, los mercados, estaba roto. Un sistema para comprobar realmente el comportamiento socialmente responsable de las empresas y de sus líderes (3)

(*) Tenemos recursos. ‘Dinero hay‘. El concepto de Economía como ciencia se ha olvidado. Ya lo denunciábamos hace mucho y ahora es una emergencia más que evidente, Juan Torres López lo explica muy bien en este vídeo reciente (Dinero hay -link)

(1) Hay empresas que siguen ganando mucho dinero. Unas, por que son más que necesarias (trabajan en el ámbito de las necesidades contra la pandemia, o en los sectores básicos -suministros, almimentación-, todas empresas tecnológias, digitalización, teletrabajo…). Otras, porque especulan (pendiente de ampliar, incluyendo ejemplos claros, hoy mismo…)

(2) Criterios para juntas de accionistas versus criterios para ERTES. (ampliaré). En torno a las Juntas de Accionistas (ver campaña) que se celebran estos días y a las cuentas anuales de las empresa se están tomando decisiones interesantes, en la línea de recomendaciones que llevamos haciendo hace mucho, pero me temo que sean, bien operaciones de reputación e imagen, bien expresiones sinceras de solidaridad, o incluso sí, de responsabilidad y sostenibilidad. Se trataría, sobre todo a esto último, que se consolidaran, para siempre. Nunca más.

(3) La necesidad de este sistema de valoración se pone de manifiesto en estos días, de nuevo, por la reactivación de la discusión eterna relacionada con las distintas estrategias, aun no concertadas, sobre cómo luchar contra la avaricia corporativa y la mencionada lex mercatoria. Discusión de cierto nivel, pero que siempre se mezcla la de muchos tertulianos sobre mecenas como Amancio Ortega, la familia Botín… Lo dicho por @gerardotc hace unos meses ayudaría a aclarar todo esto: El dilema de Amancio. La discusión es utilizada además por los neofascistas para promocionar sistemas de (des)gobiernos basado en la desigualdad extrema. (ver artículo ampliación, aquí )

(4)

(5) El Estado avala. Pero la deuda, inevitable, no es la solución. Atención al papel del Banco Central Europeo y el sistema de crédito y financiación. Comento estos dos audio-artículos, muy complementarios, de @juantorreslopez 1 y @monicamelle 2


José Carlos González Lorente

  • ​Miembro de Economistas Sin Fronteras
  • Miembro de Economistas frente a la crisis
  • Miembro fundador de La Plataforma para la Democracia Económica
  • Consejero del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas​
  • Responsable de Sostenibilidad y RSE en CCOO (FS)

(Simpatizante también de organizaciones como Attac y Ecologistas en Acción, con los que siempre considero interesante mantener una acción conjunta. Socio también de Oxfam)

Este artículo, que incluye opiniones personales -blog-, es continuación de una serie Un blog en estado de alerta :

Es imposible no dejar de recordar, estremecido, mi paso por el Ifema en los últimos meses.Un espacio hoy convertido en un enorme hospital de campaña. Fueron dos ocasiones: la cumbre del clima #COP25 y la Feria Mundial de Turismo #Fitur. Los dos mensajes clave que quedaron grabados en vídeo están relacionados con la idea central de este artículo:

1- Cumbre del Clima COP25 – Madrid. En este pequeño vídeo / montaje (imágenes de la actuación de la gran coalición entre el sindicalismo y la sociedad civil mundial) aparece una frase de Gandhi, al que estaba dedicado el pabellón de la India: «En la Tierra tenemos lo suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no suficiente para satisfacer la avaricia de unos pocos»

El Futuro del Planeta – El Futuro del Trabajo. Unidos (en todos los sentidos)

Esa idea clave ha sido uno de los hilos conductores de toda nuestra estrategia, coincidente también con la Confederación Sindical Internacional en otro de nuestros lemas. La avaricia corporativa no puede vencer a la emergencia ante el cambio climático, el cambio de modelo productivo:

2.- FITUR 2020 (Feria Internacional del Turismo). Mensaje: Pasemos de un modelo de economía especulativa , a una economía socialmente productiva :

@jcarlosgonz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *