Sellos falsos, prisas y economía de la apariencia. Nuevo caso.

¿Turismo libre de COV-19? ¿Responsible Tourism?

En este caso, las denuncias han tenido efecto (parece que han rodado cabezas en el Ministerio de Industria y Turismo), pero lo descrito es tendencia hace tiempo.

Relato paradigmático con el que hemos ilustrado este otro artículo (a completar), con el que seguimos denunciando la falsificación o el exceso de márquetin del mundo de las certificadoras, consultoras, y agentes interesados con demasiado ánimo de lucro.

Hablamos del caso del sello ‘Responsible Tourism’ que se ha estado vendiendo como ‘Turismo libre de COV-19’, denunciado por un medio de comunicación mediante una investigación (link). La organización de consumidores Facua también lo ha denunciado e incluso una publicación del sector turístico ha divulgado el caso (link). Las denuncias han tenido efecto: el Ministerio de Industria cambiará el sello de turismo responsable tras el coladero del actual.

Sin embargo, parece que sí hay consenso para que los protocolos anti – cov19 a nivel mundial sigan el modelo del instituto de calidad turístico español (ver detalles). Con ese espíritu de consenso el Ministerio de Industria, en colaboración con los sindicatos, ha elaborado unas guías para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-COV-2 en la industria turística (link y descarga), enfocada a plantillas y clientes. Ese sí es el camino, y no el de la ‘vía rápida’ de los sellos engañosos, no verificables (para la salud no valen promesas de fe y milagros. Ver denuncia) Este es sólo un caso más -en un momento trágico, tal como lo fue el caso del Rana Plaza – de la multitud de iniciativas y sellos sin consenso que han estado promoviéndose debido a la falta de regulación

El problema de esta tendencia es grave, puesto esa economía de la apariencia se extiende y propaga mediante los balances empresariales, facilitando así el avance de la economía especulativa, como puede verse en este otro caso, también en el sector turístico, pero que es constantes en todos los sectores de la economía:

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *