Balances de Sostenibilidad para una gobernanza basada en datos reales

Versión ampliada -y ampliable – de artículo escrito para el Consell de Relaciones Laborales de CatalunyaBoletín RSCat nº36 enero 2021

A.- Parte teórica. Reconducir el desorden conceptual

Sostenibilidad, RSE, Información no financiera,  buen gobierno, transparencia… (1)

No hace mucho afirmaba: ‘la sostenibilidad, en la encrucijada‘. Hoy creo que es más evidente. Necesitamos una gobernanza basada en datos reales. Todos los discursos hablan de reiniciar. Concretemos.

Hace mucho que comenzamos a plantear cómo podrían las empresas demostrar su aportación al desarrollo sostenible, al desarrollo humano, mediante el instrumento natural de rendición de cuentas de todo proyecto vital: un balance.

Se acaban de publicar dos informes clave: el informe mundial de salarios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y el informe comparativo de la calidad de empleo en la UE (Elaborado por el ETUI – link) . Ambos destacan el drama del aumento de la pobreza laboral. Un comportamiento socialmente responsable debe estar unido al concepto de equidad. Porque hay consenso sobre de que los dos problemas a los que se enfrenta la humanidad son el cambio climático / medioambiental y la desigualdad.

Es fundamental alinear los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los planes y presupuestos públicos (acaban de aprobarse los presupuestos generales del estado español, y los fondos y presupuestos Europeos…), y a su vez, con los balances empresariales, y así lograr reconducir los desvíos del concepto de materialidad (¿Qué es lo importante, lo relevante?). Vamos tarde: 2030 está cerca, ya han pasado 5 años desde su proclamación. Hasta ahora no se ha planteado un indicador sintético sobre trabajo decente.

La confusión y crisis de credibilidad existente es fruto de una regulación imperfecta de la transparencia y de los balances no puede sortearse mediante la mención continua y especulativa de conceptos-burbuja. Economía circular, verde, debida diligencia, ODS. La clave sigue siendo los estándares para medir la economía sostenible. ¿Cuáles? Del Foro de Davos parte una propuesta de medición de un nuevo capitalismo de grupos de interés ¿Podemos fiarnos? Hace diez años que advertimos desde la Confederación Sindical Internacional (CSI-ITUC) que esos estándares deben estar basados en instituciones legítimas y reconocidas (ONU, OCDE, OIT…), y en la participación de los representantes democráticos de los grupos afectados (no sólo interesados) (link)

‘Condenamos los intentos del mundo empresarial de intentar modificar sus responsabilidades sociales’ – La Democracia sigue en juego.

El veto y el fracaso que ha implicado el uso y abuso de una RSE basada en la voluntariedad y la autorregulación ha sido además un caldo de cultivo para la acción social como sucedáneo de responsabilidad, y para el avance de la corrupción público-privada.

Ampliación:

El cumplimiento normativo – compliance: multas, faltas y sanciones- es parte  de la RS de las empresas. Pero otra parte es la presión y la influencia que ejercen sobre reguladores y regulaciones. Esa evidencia es parte del reinicio eco-social que necesita el mundo. El ordenamiento jurídico financiero actual hace posible la elusión de responsabilidad eco-social de las empresas: dumping.

B.- Parte práctica. Indicadores clave (Soñemos un poco)

Frente a ese conflicto de interés queremos que comience a funcionar ese sistema de información de balances reales de las empresas. La oportunidad está en el reglamento pendiente de la ley 11/2018, así como la revisión de la Directiva de información no financiera, de la que procede. El objetivo  es una información relevante, fiable y comparable. El sistema puede apoyarse en los registros nacionales de memorias. Existe uno en el Consejo Estatal de RSE (CERSE), deficitario y bloqueado,  e iniciativas territoriales (ver), que nacieron con un enfoque voluntario de promoción empresarial, que debe cambiar.

Los registros públicos de memorias de sostenibilidad (en cualquiera de sus denominaciones. Ahora, la clave es la denominada Información No Financiera) (Registro Europeo, Nacionales -CERSE-, territoriales…) deben evolucionar. Propuestas (ver)

Esos balances deben ser coherentes con la trazabilidad de los productos (etiquetado) y servicios que consumimos. La imagen adjunta es esencia de ese sistema de ‘huellas’ que proponemos (Ver)

Descarga (link) esta imagen en formato PDF con acceso a los vídeos explicativos

Salarios, impuestos y cadenas productivas son claves de los cinco aspectos detallados en el artículo 2 de la mencionada Ley 11/2018, y sobre las que constatamos mayor resistencia . Menciona la información de salarios medios y los de las y los directivos y consejos. No es suficiente para evaluar la equidad (insistimos en nuestras propuestas sobre ratios y legislación), pero es un dato necesario como comienzo. Cita ‘impuestos’, pero omitió pedir el tipo (huella) fiscal efectivo pagado en cada país, y el global.

Una propuesta de indicadores y ratios para medir la desigualdad y la equidad en los balances empresariales. Concretemos la teoría del valor compartido. Proyecto e informes #RSequidad

Contra la desigualdad y el cambio climático hay que enfatizar la coherencia del contenido de las memorias con los ODS, en especial los 1, 8 y 10. Concretar cómo se crea y se distribuye valor demostraría cuanto se aporta a la gestión del cambio y a las transiciones (justas). Los fondos públicos no son compatibles con retribuciones millonarias a accionistas y directivos, o con elusiones y fraudes fiscales. Esta es la esencia de los principios de condicionalidad y la coherencia (El sistema de Ertes, un buen ejemplo: si los fondos no se aplican al empleo, hay que devolverlos), también para la compra y contratación pública. El principio de respeto al estado de derecho ha de extenderse al cumplimiento de los Derechos Humanos en todas las cadenas de suministro, y de inversión, ante crisis del sistema de subcontratación, de costes, y de (i) responsabilidad.

Condicionalidad (nuevo artículo pendiente)  

Como debida diligencia, las memorias deben dibujar el mapa de la cadena productiva y su esquema societario, detallando el número de trabajadoras y trabajadores, así como una estimación de su fuerza laboral total, sobre la que incidiremos en qué porcentaje opera con criterios de trabajo decente.

La Ley menciona elementos relacionados con el tiempo de trabajo (sistemas de desconexión laboral). Hay que conseguir reflejar el tiempo real trabajado: el teletrabajo reafirma el desastre de las prolongaciones de jornada.

Los sistemas de inspección deben reforzarse en todo lo relacionado con la subcontratación (ahora se está abordando su regulación) y tiempo real de trabajo, y sus informes serán fundamentales para contrastar estos balances. También las iniciativas públicas han que contrastar las controversias de las y los denunciantes.

Sin coherencia y visión global de la triple dimensión de la sostenibilidad (que nunca debe perderse) continuaremos con esta acumulación de iniciativas y buenas prácticas sin evaluación efectiva. El crecimiento económico no puede implicar decrecimiento social o ecológico.

Los costes regulatorios y la confidencialidad no deben ser una escusa. La simplificación administrativa no puede ser un método para eliminar regulaciones molestas.

El derecho a saber, y el derecho a la participación en la organización del trabajo, y en la gestión del cambio (de modelo productivo, de modelo eco social), mediante una transición verdaderamente justa son las esencias del nuevo contrato social que necesita la Humanidad. La Democracia, en juego.

Sí, soñemos un poco. Y seamos, contraponiendo la realidad y lo razonable, la pesadilla de los que quieren arruinar nuestros sueños.

@jcarlosgonz

Versión ampliada -y ampliable – de artículo escrito para el Consell de Relaciones Laborales de CatalunyaBoletín RSCat nº36 enero 2021

Anexos, aclaraciones, comentarios y ‘píldoras’ de difusión:

(1) La RSE, ¿ha muerto de nuevo? @paco_cervera En todo caso, la confusión no puede ser su epitafio:

Knowledge is a deadly friend / When no one sets the rules / The fate of all mankind I see Is in the hands of fools / Confusion will be my epitaph.

Epitaph- King Crimson , In the Court of the Crimson King – 1.969 (Cita dedicada a @jperezrey )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *